Adsum, ¡aquí estoy!

Los pondré un poco en contexto. Tengo 25 años, soy médico, quiero ser pediatra y desde hace menos de un año vivo en Estados Unidos buscando cumplir ese sueño.


Hace diez años tomamos la decisión de hacer misiones familiares. Desde ese momento, cada año, quiera o no, Semana Santa está reservada para ir a misionar en algún lugar de Ecuador con mis cuatros personas favoritas (así me enloquezcan). No siempre ha sido fácil, más de una vez, ha sido un voto de confianza total a Ella, un cheque en blanco.


Como joven profesional, cada día es un nuevo desafío. Misiones Galápagos 2018, no dejaron de ser uno. Siendo el primer año fuera de casa, sabía que mis padres entenderían si optaba por no viajar. La decisión estaba en “mis” manos. Cada pensamiento fue una razón para no ir. Pero en medio de toda esa tormenta, por primera vez, pude escuchar Su llamado.


Hoy espero Semana Santa con cada parte de mi ser. Misiones Familiares, es la semana donde me reencuentro con mis padres y mis hermanos, donde puedo verles la cara los veinticuatros horas del día, los siete días de la semana. Donde nos reímos y lloramos. Donde puedo vivir la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, y encarnar cada personaje de esa historia en mi historia y con mis personajes. Hoy entiendo que no es coincidencia el lema de mi familia “Hoy te doy mi Sí, por una astilla de tu cruz”. Somos misiones familiares. SOY una misionera familiar.


Hoy y para siempre respondo: Adsum, aquí estoy.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square