NAVIDAD CON EL PADRE


En Navidad, fiesta del nacimiento de Jesús, recordamos las escenas y a los protagonistas la Nochebuena: Jesús, José, María, los ángeles, los pastores, la estrella los magos de oriente. En los pesebres hoy ellos nos saludan con sus mensajes de amor y bondad.


Pero hay alguien a quien no vemos en los nacimientos y sin embargo debiéramos hacer presente en primer lugar. Fue el gran protagonista en el primer Belén: ¡Dios Padre! El es “el Padre de nuestro Señor Jesucristo (2 Corintios 1: 3, 2 Corintios 11:31, Efesios 1: 3, 1 Pedro 1: 3)?”, quien envió a su hijo Jesús, nacido de una mujer en la plenitud de los tiempos (Gálatas 4: 4). ¿No fue Dios Padre quien planeó toda la historia de la Navidad y la reveló a su debido tiempo? Y el Niño Jesús ¿no es “El Verbo de Dios” que “se hizo hombre y habitó entre nosotros”? (Juan 1:14).


Sí, mucho antes de la creación del mundo, Dios Padre amaba a su hijo y lo eligió para ser el Cordero “sin mancha” que quitaría el pecado del mundo. Fue Dios Padre quien le prometió a Eva que Cristo vendría a aplastar la cabeza de la serpiente (Génesis 3:15). Por su Espíritu Santo, Dios Padre habló a través de los profetas sobre el futuro nacimiento de Cristo de una virgen (Isaías 7:14, Mateo 01:23).


Dios Padre descendió con el poder de su Espíritu en María y así formó al niño en su vientre. Y en el día del nacimiento de Cristo, Dios Padre brilla con su gloria. Él es quien declara en voz alta que Jesús es su Hijo amado (Marcos 1:11, Lucas 9:35).


Dios Padre puso la estrella que guió a los Reyes al lugar del Niño. También los guió a otra carretera, en su regreso (Mateo 2: 1-12). El envió su ángel a José para que salve al niño de la masacre de Herodes (Mateo 2: 16-21). Y le puso por nombre “Emmanuel” que significa “Dios está con nosotros”.


Dios Padre vive en su Hijo Jesucristo (Colosenses 2: 9). Jesús declaró su unidad con el Padre: “Yo y el Padre somos uno” (Juan 10:30). Y reveló su amor a su Padre: “El mundo tiene que saber que amo al Padre, y que hago exactamente lo que él me ha ordenado” (Juan 14:36, NVI).


Fue Dios Padre quien envió a Jesucristo a predicar la buena noticia a los pobres, a sanar corazones rotos, a anunciar la libertad a los cautivos (Isaías 61: 1-2, Lucas 04:18). El Señor pasó haciendo el bien y sanando a los oprimidos porque su Padre estaba con Él, y hacía con El sus obras (Hechos 10:38, Juan 14:10). Por eso Jesús dijo: “Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí” (Juan 14:11).


Descubramos hoy a DIOS PADRE en adviento y al celebrar el nacimiento de su Hijo. Quien ama al Niño ama a su Padre (1 Juan 5: 1). Y para contemplar al Niño de Belén, hemos dejarnos atraer por el Padre (Juan 6:44). Él es nuestro Padre, que nos ama desde siempre y para siempre (Inspirado en un texto del Fr Abraam Sleman).



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square